¡Suicidio! Miguel Blesa se suicida pegándose un tiro en el pecho

“Rafa, ¿tienes teléfono de mi esposa, en caso de que tenga que llamarla?” Fueron las últimas palabras del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa Rafael Alcaide, ingeniero de la finca “Puerto del Toro”, con quien este miércoles Compartimos el último desayuno. Después de darle el número de teléfono, Blesa se ha acercado al garaje con la excusa de cambiar el coche y ponerlo a la sombra, ha sacado su escopeta de caza del maletero, se ha ido al frente del coche y, apoyando el culo en el Tierra y el cañón en el pecho, ha disparado. El cuerpo se ha deslizado por la capucha y estaba delante de una de las ruedas delanteras.

Así murió Miguel Blesa, de 69 años, en una granja de Villanueva del Rey, según relatos de testigos de las últimas horas del ex banquero, que había regresado a Córdoba, donde había mantenido a sus primos y amigos, pasando el último Horas.

Blesa, según estos parientes, estaba inquieto. En la última semana había anunciado y renunciado varias veces para ir a Villanueva del Rey. Finalmente, el martes, después de las diez de la noche, llamó a Rafael Alcaide desde el coche para decirle que estaba a 100 kilómetros de Madrid y que llegaría a eso de las dos de la mañana en la granja.

Todo estaba listo. No había estado en el campo cordobés para cazar durante dos años. Ahora, había dicho a los gerentes, amigos desde los años noventa, que quería ir con su hija y su yerno. Cuando fue a cazar, tomó sus armas de la granja para no tener que cargarlas. Esta vez tomó la suya en el maletero. “Lo hizo para no comprometer a nadie, era muy meticuloso y ordenado, lo tenía en mente”, dice un amigo que prefiere no ser identificado.
El entorno de Blesa afirma que no estaba desanimado ni desanimado

Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid encontrado muerto en una granja en Córdoba el miércoles, no estaba desesperado o deprimido en los últimos días, aunque a veces preocupado por el futuro de la batalla judicial que enfrentó durante años, informó a la prensa europea sobre fuentes en Su entorno.

Las mismas fuentes señalan que la muerte de Blesa ocurrió en un momento que no era el peor para el ex banquero, ya que contenía “esperanzas serias de que la Corte Suprema tuviera razón en el caso de las tarjetas negras, después de apelar a seis años de prisión Impuesta por el Tribunal Nacional.

Uno de los momentos más difíciles desde el punto de vista de su imagen, reconocen, fue cuando el fiscal calificó a los ex secretarios de la caja de “predadores” que se beneficiaron de las tarjetas negras, un término que le dolía especialmente.

“Pero en los momentos más difíciles nunca fue visto golpeado, y curiosamente este no fue el peor momento que pasó, de hecho, fue el más silencioso”, dicen las fuentes, pidiendo cautela cuando se trata de especular con Circunstancias de la muerte Del ex-banquero.

Después de pasar la noche e intentar dormir durante unas cinco horas, Blesa se levantó esta mañana a las siete para desayunar. Fue entonces cuando comentó el teléfono de su esposa y fue al coche. Ni los agentes de la Guardia Civil, que investiga el caso, ni los testigos dudan de que se trata de un suicidio. “Fue por el acoso que sufrió”, dijo un miembro de la familia.

El ex presidente de Caja Madrid falleció a las 8.40 horas, según los servicios de salud desplegados en la zona tras recibir una llamada de alerta a las 7.50 horas, según fuentes de la Guardia Civil.

Blesa, que presidió Caja Madrid entre 1996 y 2009, fue autorizada para 15 armas y dos tipos de licencia.

Los servicios de emergencia sólo pudieron certificar la muerte del ex director financiero y de inmediato aparecieron los agentes de la Guardia Civil y la policía judicial. El juez de la guardia de la investigación número 2 de Peñarroya-Pueblonuevo decretó la retirada del cadáver al mediodía.

La noticia se comunicó por teléfono a su esposa, que se espera que llegue a Córdoba el jueves para acompañar el cuerpo a Linares (Jaén), el lugar de nacimiento de Blesa, donde está previsto el entierro. En el vestíbulo de Las Quemadas, donde se encuentran todos los silenciosos dos de los cinco hermanos de Blesa (Ramón y Manuel Luis), sus primos y algunos amigos. A pocos kilómetros, el cadáver del ex banquero aguarda la autopsia.

Mientras tanto, en el pueblo que eligió Blesa para pasar sus últimas horas, los vecinos no dejaron su asombro. Pedro Barba, alcalde de Villanueva del Rey, confirmó las hipótesis de los agentes, así como un técnico de Seprona, quien rechazó que pudiera ser un accidente