Al-Qaeda en Malí divulga video con rehenes para presionar a Macron

La galería de Oporto La biodiversidad es un canto a la vida y Sophia Se ha abierto una de las joyas de la corona de la Universidad de Oporto: Galería de la biodiversidad, el primer polo del Museo de Historia Natural y Ciencia de la Universidad de Oporto y 21 Vida Centro de Ciencias. Que ocupa la antigua casa de Sophia de Mello Breyner, el Jardín Botánico, cruzando la ciencia, el arte y la literatura. Y es sobre todo una lección de vida

El grupo vinculado a Al Qaeda en Malí divulgó anoche un vídeo en el que muestra a varios rehenes occidentales que tiene en su posesión. La publicación de las imágenes coincide con la visita del Presidente francés, Emmanuel Macron, al país africano, donde pidió cooperación para la lucha contra el terrorismo.
El video de cerca de 17 minutos es narrado en inglés y fue revelado por el SITE, un observatorio norteamericano que supervisa las actividades de grupos jihadistas en Internet. No se sabe la fecha ni el lugar donde se capturaron las imágenes.
Entre los rehenes que aparecen en el vídeo está una francesa que trabajaba en una organización no gubernamental, un cirujano australiano y una monja colombiana.
La francesa Sophie Pétronin fue secuestrada en diciembre en la ciudad de Gao, en el norte de Malí, donde trabajaba con niños desnutridos. En el vídeo, el narrador dice que la mujer está esperando que Macron pueda ayudarla a regresar a su familia. Según Radio France Internationale, se trata de la primera prueba de vida de Pétronin desde que fue secuestrada.
También se muestra el sudafricano Stephen McGown, secuestrado desde 2011, que hace un llamamiento directo. “Estamos haciendo un nuevo vídeo, pero no sé qué decir. Todo ya se ha dicho antes “, afirma. McGown fue secuestrado en Timbuktu junto con el sueco Johan Gustafsson, que fue liberado la semana pasada.
Otro de los rehenes es el australiano Ken Elliott, que fue secuestrado a principios de 2015 en Djibo, donde él y la mujer manejaban un centro de salud. La mujer fue liberada en febrero del año pasado. La misionera suiza Beatrice Stockly, cautiva desde el inicio de 2016, y la monja colombiana Gloria Argoti, secuestrada en febrero, y el minero rumano Iulian Ghergut, secuestrado en Burkina Faso en 2015.
En Bamako, Macron pidió a los países de la región que se unan en el combate a los grupos terroristas que siembran la violencia en el Sahel. “Todos los días tenemos que combatir a terroristas, ladrones, asesinos, que debemos erradicar juntos con rapidez y determinación”, afirmó el Presidente francés durante el discurso de apertura de la cumbre de líderes regionales.
Desde 2012, varios grupos, algunos de los cuales están vinculados a Al Qaeda, tomaron parte del norte de Malí. Una intervención militar francesa al año siguiente logró contener su expansión y les sacó gran parte del territorio que controlaban, pero los atentados y secuestros no cesaron.
El mes pasado, un soldado portugués estacionado en el país fue una de las víctimas de un ataque a un centro turístico en Bamako. Francia tiene actualmente a unos 1.000 soldados en el Sahel y la misión de la ONU cuenta con otros 12.000.