Estudio revela que la pornografía puede causar disfunción eréctil

La dopamina es una neuro hormona liberada por el cerebro cuando se recibe una serie de estímulos, entre los cuales la novedad y la sexualidad.

“La pornografía de Internet tiene más formas de aumentar la dopamina que la novedad sexual simple”, explicó el investigador, que advirtió que hoy en día el usuario de Internet llega al orgasmo tras ver decenas de vídeos “, reformulando la experiencia sexual Y hedonista.

Además, Internet ofrece al usuario la visión de diferentes experiencias sexuales, desde fetiches a extrañas fantasías perturbadoras que, “además de poder provocar ansiedad, aumentan los niveles de excitación sexual”, subrayó en una conferencia sobre sexualidad en la capital mexicana.

Los niveles de dopamina se elevan de forma más rápida que en el sexo tradicional, pues la pornografía puede ser considerada como un estímulo “supernormal”.

“Estos estímulos son aquellos que duplican las causas que consideramos muchos atractivos”, afirmó.

Pero no sólo eso, añadió Wilson, “la pornografía de alta velocidad también permite controlar la dopamina con el ratón de la computadora”.

“Esto no lo podíamos hacer ni con las revistas, ni con los encuentros reales”, indicó.

El cerebro experimenta así dos procesos gemelos, la sensibilización y la desensibilización.

El primero permite elevar los niveles de dopamina, mientras que el segundo aumenta la tolerancia, haciendo las personas dependientes de cada vez más estímulos para obtener placer.