Diplomacia – Trump preguntó directamente a Putin sobre la injerencia rusa en las elecciones

Donald Trump preguntó directamente a Vladimir Putin sobre una posible injerencia rusa en las últimas elecciones norteamericanas, al inicio de la reunión entre ambos, al margen de la cumbre del G20.

Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano, explicó a los periodistas que el Presidente de Estados Unidos abordó el asunto durante la reunión, originalmente marcada para 30 minutos, y que duró cerca de dos horas y 15 minutos.

Los dos líderes-reunidos este viernes presencialmente por primera vez- tuvieron “una conversación muy larga y muy vigorosa” sobre la eventual injerencia rusa en las elecciones presidenciales de noviembre del año pasado, dijo el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, En declaraciones a los medios de comunicación, afirmando que estas supuestas interferencias constituyen “un obstáculo significativo” en las relaciones entre los dos países.

En el lado de Moscú, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que Trump “aceptó” las garantías dadas por Putin que Rusia no interfirió en las presidenciales estadounidenses.

“El Presidente Trump dijo que entendió las declaraciones claras de Putin que afirmó que no es verdad y que las autoridades rusas no interfirieron, y él aceptó esas declaraciones”, dijo Lavrov a los periodistas tras el encuentro.

Realizado al margen de la cumbre de los 20 países más industrializados y emergentes (G20), que se celebrará hasta el sábado en la ciudad alemana de Hamburgo.

Según Rex Tillerson, existió una “química positiva” entre los dos Presidentes.

“El encuentro fue muy constructivo, el vínculo entre los dos líderes ocurrió muy rápidamente”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

“Hay claramente una química positiva entre ellos”, concluyó Tillerson.

Los dos líderes ya habían hablado al teléfono en cuatro ocasiones tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero de este año, pero nunca habían tenido un encuentro presencial.

Este encuentro se esperaba con gran expectativa debido a la creciente tensión que ha marcado en los últimos meses la relación Washington / Moscú.

El presidente de Estados Unidos y el líder ruso están “ahora enfocados en que cómo se puede caminar adelante a partir de ahora”, dice Tillerson.