Trump y Putin se encuentran por fin y llegan a un acuerdo sirio

A los 15 años, era el prisionero más joven de Guantánamo. Recibirá $ 10.5 millones de El caso de Omar Khadr fue durante años una vergüenza humanitaria de los EE.UU. y los gobiernos de Canadá

El momento más simbólico y esperado de la cumbre de los G20 se produjo este viernes: Donald Trump se reunió por primera vez con el presidente ruso, Vladimir Putin, el mismo hombre que los servicios de espionaje estadounidenses culpan de haber orquestado una compleja operación cibernética Llevar el antiguo magnate del inmobiliario a la Casa Blanca. “Estoy encantado de conocerlo”, dijo Putin a la entrada para el encuentro con Trump, quien le respondió con un “es un honor estar consigo”.

El encuentro se produjo al final de esta tarde y duró casi dos horas y media cuando se suponía no sobrepasar la media hora y ninguno de los líderes habló a la prensa al final. Los temas de la conversación, sin embargo, fueron adelantados a los periodistas por Rex Tillerson y Sergei Lavrov, los dos jefes de la diplomacia estadounidense y rusa – Putin y Trump llevaron sólo traductores y respetados ministros de Asuntos Exteriores, aunque normalmente las comitivas son mayores .

De sustancia, según Tillerson, los dos líderes diseñaron un acuerdo parcial de alto el fuego hacia el suroeste de Siria, donde batallaron fuerzas del régimen de Bashar al-Assad y rebeldes apoyados por los estadounidenses, Jordania también participó en el acuerdo, que parece Inaugurar una nueva fase de cooperación americana y rusa en la guerra civil, suspendida tras operaciones estadounidenses contra las fuerzas de Damasco.

Interferencias

Sin embargo, Rex Tillerson aseguró que Trump habló de las interferencias rusas en la carrera electoral del año pasado, un asunto tabú para el nuevo presidente estadounidense, que oscila entre reconocer la interferencia del Kremlin en su favor y afirmar que las operaciones digitales rusas no Pasan de una excusa de los demócratas para justificar la derrota en las elecciones, pareció hacerlo de nuevo el jueves en una rueda de prensa en Varsovia.

El secretario de Estado estadounidense afirmó que Trump tocó en el asunto más de una vez, que Putin negó de nuevo algún involucramiento en las operaciones, pero también dijo que los dos líderes buscaron soluciones “para seguir adelante”.

A los periodistas, Tillerson aseguró que eso no fue “desvalorizar el asunto”, tal como su presidente es habitualmente acusado de hacer, sino una “manera de conseguir un compromiso” de que el mismo no sucederá otra vez, lo que, en todo el mundo Es la más abierta admisión por parte del nuevo Gobierno estadounidense de que el Kremlin interfirió en su favor.

El encuentro entre Trump y Putin se produjo este viernes al margen de la cumbre de los G20, que se desarrolla sobre un telón de fondo de grandes protestas en Hamburgo, en parte destinados a protestar la presencia de líderes más o menos autoritarios como Trump, Vladimir Putin y el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan.