Ivanka Trump reemplazó a su padre en la cumbre del G20

Ivanka Trump, que es asesora en la Casa Blanca, se sentó temporalmente en la silla reservada al padre, presidente de Estados Unidos, en la mesa principal de la Cumbre del Grupo de las 20 mayores economías mundiales (G20), mientras Donald Trump participaba en una de las reuniones bilaterales previstas .

Es habitual en estas cumbres que un alto cargo ocupe provisionalmente el lugar de un Jefe de Estado o de Gobierno, cuando éste no está presente, para no dejar vacante el asiento.

El curioso de esta situación es haber sido la propia hija del Presidente norteamericano, que todavía no usó la palabra, según los medios de comunicación alemanes, informó la agencia noticiosa Efe. El caso está generando gran polémica en las redes sociales y medios de comunicación de los Estados Unidos.

Antes de estas sesiones plenarias del G20, Ivanka Trumpo participó en un foro que pretende impulsar un fondo que facilite el emprendimiento femenino en las economías en desarrollo, una iniciativa incentivada por la canciller alemana, Angela Merkel.

Donald Trump participó brevemente en este encuentro y se mostró “muy orgulloso” del trabajo hecho por la hija, asegurando que está allí “desde el primer día”, porque es un “campeón”.

“Si no fuera mi hija sería mucho más fácil para ella. Puede ser que tenerme como padre es la única cosa mala que tiene”, ironizó Donald Trump, entre sonrisas de los presentes.